Saltear al contenido principal

Nace Gavius, un proyecto innovador al servicio de la ciudadanía que aplica la inteligencia artificial

  • La iniciativa europea Urban Innovative Actions (UIA) ha otorgado la subvención para sacar adelante este proyecto, que consiste en un asistente virtual para conocer y tramitar las ayudas sociales desde el móvil.
  • Gavius cuenta con ocho socios, liderados por el Ayuntamiento de Gavà y procedentes de los ámbitos de administración local, universidad e investigación, empresa privada y sociedad civil.
  • El objetivo es lograr una administración más proactiva que facilite las gestiones de la ciudadanía. La prueba piloto se desarrollará en Gavà y Mataró en el último trimestre de 2021.

Este 15 de noviembre se ha presentado en Gavà el proyecto Gavius, un plan innovador para crear un asistente virtual de la administración. A través de un aplicativo móvil y, con el uso de la inteligencia artificial, se comunicará a los ciudadanos las ayudas sociales que tienen a su alcance. También podrán tramitarlos y percibirlos de manera cómoda, rápida y sencilla: se identificarán a través de un sistema seguro y podrán solicitar y gestionar las ayudas al momento. El personal técnico encargado de la gestión y concesión de las ayudas también tendrá su propio asistente virtual, así como los gestores del presupuesto municipal, que las podrán repartir de manera más efectiva.

La alcaldesa de Gavà, Raquel Sánchez ha manifestado su satisfacción por poder liderar este proyecto, afirmando que “tenemos un reto muy importante por delante, con un objetivo muy claro: facilitar la vida a los ciudadanos y ciudadanas”. Sánchez ha añadido que “tenemos una visión muy ambiciosa de lo que podemos aportar desde el Ayuntamiento. Somos una ciudad media pero capaz de crear y liderar proyectos que pueden suponer una innovación importante en la relación que, como administración, debemos tener con la ciudadanía”.

Este proyecto nace de la voluntad de los ayuntamientos de Gavà y Mataró de dar un paso adelante para convertirse en una administración proactiva, a través de las nuevas tecnologías y la gestión de los datos del Big Data. Con Gavius se apuesta por ser una administración más inteligente, siempre orientada a la ciudadanía, moderna, accesible y adaptada a la transformación digital. En la sociedad actual la tecnología es un factor imprescindible a la hora de abordar los retos sociales y repensar la gestión pública. En este sentido Raquel Sánchez afirmó que “en un mundo globalizado y digitalizado, desde la administración pública debemos aprovechar las oportunidades que se nos presentan para establecer una relación con el ciudadano que sea más cercana, de más calidad, más cómoda y que nos permita prestar un mejor servicio”.

En un primer momento, el nuevo asistente virtual se aplicará al campo de los Servicios Sociales. Sánchez explicó que “tenemos un reto por delante, situar el centro del proyecto en las personas que tienen más necesidades ya partir de ahí aplicar este modelo de relación y prestación de servicios a los ciudadanos en otros usos que permitan mejorar la relación de la administración con la ciudadanía”.

Gavius requiere una inversión de 5,3 millones de euros, de los que el fondo europeo del programa Urban Innovative Actions (UIA) financiará el 80% con una ayuda de 4,2 millones. El resto irá a cargo de los socios del proyecto, que se ha trabajado con representantes de la llamada “cuádruple hélice” (empresa, administración, ciudadanía e investigación). Cada uno de estos sectores aporta su visión: el mundo de la empresa la de la transición digital que debe afrontar la administración pública y el análisis del reto legislativo en relación a la protección de datos; la investigación universitaria y centros de investigación se centran en la aplicación de la inteligencia artificial y los límites legales; la sociedad civil trabajará para tener un aplicativo usable, con contenido ético y que preserve la identidad digital; y la administración pública se encarga de implementar el proyecto en las ciudades de Gavà y de Mataró, estudiando como extrapolarlo a otros municipios europeos.

Precisamente, Raquel Sánchez ha querido remarcar esta colaboración: “El proyecto Gavius requiere mucho conocimiento, recursos económicos, técnicos y humanos que son aportados por los diferentes partners. Sin ellos no sería posible sacarlo adelante dado que, como administración pública, no disponemos de los recursos necesarios”.

Por su parte, el alcalde de Mataró, David Bote, ha hablado de los tres conceptos que representa Gavius como son democracia, metrópoli y lucha contra la desigualdad. “Democracia para que una tecnología incipiente como es la inteligencia artificial se acerca directamente a la vida de los ciudadanos a través de las políticas sociales. Un hecho que contribuirá a combatir las desigualdades y ser más eficientes mejorando los servicios sociales de las administraciones públicas. Y metrópoli porque en cada ciudad tenemos nuestra historia pero compartimos un territorio y muchos retos que pueden ser abordados de forma conjunta para encontrar soluciones, colaborar para llegar mucho más lejos”.

La directora gerente del Consorcio Administración Abierta de Cataluña, Marga Bonmatí, ha hablado de la función de su entidad explicando que “Nuestra tarea es promover la transformación digital de todas las administraciones públicas y promover todos aquellos servicios orientados a la ciudadanía. Es precisamente en este ámbito que podemos aportar nuestro conocimiento y podemos trasladar la experiencia a otros municipios”.

El acto de presentación ha contado con la presencia de otros representantes que forman parte del proyecto como son Xavi Farrés de la empresa xnet, José M. Yúfera de la Universidad Politécnica de Cataluña, Anna Fuente en representación del Centro Internacional de Métodos Numéricos en Ingeniería (CIMNE) y, por parte de las empresas GFI y EY, Felipe Prieto y Francisco Javier Ferre respectivamente. Todos los representantes del partenariado han coincidido en manifestar las ventajas que representará el proyecto Gavius en la relación entre la administración y la ciudadanía y las posibilidades de exportar su resultado.

Volver arriba
X